Las charlas más “deliciosas” del Food and Wine Festival

Fotografia: Astrid Anzueto

Como ustedes saben, toda comida inolvidable cuenta una serie de detalles que hacen la diferencia. En el caso de “Food and Wine” fue como un buffet de 3 días, donde cada jornada te ofrecía un sabor diferente, con cada una de las charlas de los chefs e invitados especiales.  Se comenzaba con unas deliciosas entradas por la mañana, que abrían el apetito y dejaban con ganas de seguir enriqueciendo mente, cuerpo y espíritu.

 

El plato fuerte se servia con paneles de discusión, donde chefs nacionales e internacionales le ponían picante y un poco de limón, para hablar de temas bastante complejos de la situación en que la gastronomia se encuentra en estos momentos en Guatemala.

Finalmente, al terminar las charlas llegaba el momento del delicioso postre que era el placer de degustar una copa de vino de cada uno de las empresas representantes en el pabellón de vinos. Todo tipo de tintos, blancos, espumantes, prosecco y rosé para deleitar el paladar de conocedores y amateurs.

 

 

Así que de estas exquisita experiencias les, traemos un recuento de las 5 charlas que mas nos impactaron durante este festival, organizado de forma impecable por el increíble equipo de 7zero studio.

“Guatemala no solo es tradición” por Diego Telles

Esta charla me impacto de gran manera, debido a que involucraba dos temas que me interesan demasiado: comida e historia. Desde la inspiración de sus recuerdos de la niñez, como colocar el tomate en un postre para crear uno de los platillos mas reconocidos del menú de su restaurante Flor de Lis, hasta el uso del perulero quemado. Demostrar la importancia que cada ingrediente tiene al construir un plato y hacer uso de aquellos elementos que muchos menosprecian, por ser de uso demasiado común al caer en las manos de Diego Telles se vuelven arte hacia la vista y un gozo al paladar.

Diego, nos lleva a un recorrido a traves del Popol Vuh, como inspiración para cada uno de los platos y como Flor de Lis traspaso el umbral del paraíso al inframundo, para fusionar lo antiguo con lo moderno y crear un nuevo concepto para el restaurante. que más que comida sirve al guatemalteco y al extranjero un poco de historia, tradición y magia, que transformen en una experiencia cada bocado.

 

 

El panel sobre sostenibilidad, desarrollo y punto de encuentro cultural

Moderado por la chef Debora Fadul e integrado por los chefs Sergio Díaz y Roberto de la Fuente, de Guatemala, Alejandro Cuellar, de Colombia y José Pablo González, de Costa Rica

Colocar a varios profesionales como con diferentes estilos de hacer las cosas, mentalidades, transfondos e incluso nacionalidades resultó en un completo “chirmol”, por el sabor que le pusieron al festival cuando se hablo acerca de cómo podemos mantener un equilibrio sostenible entre los recursos naturales, las comunidades y la industria de la gastronomía guatemalteca.

Este conversatorio giró en torno a cómo la unión hace la fuerza y cómo cada eslabón que forma la cadena de esta creciente industria debe de tomarse en cuenta, ya que aunque se cuente con increíbles profesionales, no se puede crecer si al productor no se le apoya para obtener elementos de calidad que puedan utilizarse. La riqueza natural de nuestro país nos permite contar con productos frescos, que no se pueden encontrar en otros lugares, por lo que en lugar de importar, Latinoamerica debería fortalecer la producción y respetar las leyes de conservación para que los recursos se puedan aprovechar de la forma correcta y así poder ser usados, para continuar la tradición y el sabor de siglos atrás.

 

El panel sobre pasado, presente y futuro de la gastronomía guatemalteca

Este panel moderado por el chef Jorge Lamport e integrado por los chefs nacionales Mirciny Moliviatis y Diego Jarquín y el chef Andrés Morataya de Panamá.

Somos un país sumamente rico en tradiciones y estas pueden ser de gran inspiración para la creación de una nueva gastronomía, que fusiona lo milenario con lo moderno. Pero que para hacerlo, es necesario conocer esta cocina tradicional y entenderla para conservar su esencia, a pesar de la introducción de nuevas técnicas o ingredientes.

Al comprender de dónde venimos, podemos mirar hacia el futuro y pensar en crear una gastronomía realmente guatemalteca, en la que se respete la tradición y el sabor ancestral.

Todos podemos ser parte de este futuro en Guatemala,  por medio de las redes sociales y compartiendo todo lo que este hermoso país tiene para ofrecer en sus tradiciones culinarias y ser una ventana para que el mundo pueda ver lo que nosotros tenemos. Pero antes, debemos aprender a apreciar lo nuestro y jamas menospreciar nuestra riqueza cultural, si no enseñar a las nuevas generaciones a continuar con todo esto que nos hace únicos.

 

Debo decir que escuchar hablar a Mirciny con tanta pasión fue algo que me encantó, ya que tener mujeres fuertes dispuestas a expresarse con asertividad y sin pelos en la lengua es digno de admiración. Necesitamos mas role models femeninos en todos los ambitos y fue un gusto ver como ella y Debbie Fadul tienen su lugar en la cocina, pero como  líderes y mujeres fuertes que están dispuestas a hacer crecer la industria de la gastronomía guatemalteca.

Una mención especial a la degustación de Delizia al pomodoro de pastas Lucciola *se babea al recordarse *

Cabe mencionar que como experiencia, el haber degustado de la pasta creada por los jovenes chefs Julio Portillo y Enio Perez, de “Be catering”  fue uno de los highlights de este festival. Ellos crearon con la deliciosa pasta Lucciola tres platos inspirados en comidas guatemaltecas como jocón, pepián y tomate confitado. Mi favorito fue el inspirado en el jocón ya que ademas de una deliciosa salsa verde llevaba chicharrón de res, que hizo sentir felicidad a mis papilas gustativas.

Quesos All’ Antica

El queso es uno de los productos lácteos que más se consumen, pero llegar a ese balance perfecto de tecnología y técnicas clásicas es lo que ha llevado a Parma a ser uno de los productores con mayor renombre y trayectoria en Guatemala.

Nunca se me ocurrió que podría hacerse un maridaje con cerveza. Es increíble como la diferencia de cada textura y sabor varían al compartirse con una deliciosa cerveza artesanal, El Zapote por supuesto.

Parma nos dejo con un excelente sabor de boca, al demostrar que un buen queso se puede realmente disfrutar, si experimentamos con detalles como su aroma, hasta con que se complementa. La experiencia sensorial de saborear diferentes maridajes entre un mozarella, un muenster y un queso panela con la variedad de cervezas claras artesanales nos dejó muy claro que en Guatemala existen productos de excelente calidad y al alcance de nuestras manos.

 

Me despido deseandoles un buen provecho y, ¡saluuuuuu!

Karol Anzueto

Fashionista en búsqueda del soundtrack perfecto para una vida de película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *