Soy gay y sé que Dios me ama

Texto Otto Méndez

Crecí en un hogar cristiano, rodeado de gente cristiana ( no todos ellos son buenos, no todos ellos son malos). Estudie en un colegio evangélico (ahí si la mayoría son malos, lol) y fui parte de una mega iglesia (no haré comentarios al respecto) y OMG nada de eso me quito mi gusto por los hombres.

Creo que me han gustado los hombres desde niño, es parte de mi y luche por apagar, quitar, borrar, renunciar y destruir esa parte de mi. Y casi casi me destruyó a mi mismo en el intento, porque crecí toda mi vida con el mensaje de: “Los homosexuales no heredaran el reino de los cielos”. No sabes lo amargo y doloroso que fue eso para mi.

Dios sabe las noches que pase llorando pidiéndole a él, que si yo era tan asqueroso como me hacían sentir en la iglesia, que me quitara él aliento de vida. Porque si él no me iba a amar, que sentido tiene todo lo que yo creía.
Y fue allí en todo ese drama y lugar de desesperanza, que él me encontró y nadie me ha robado la convicción que soy amado por Dios. Que Jesús vino a morir y resucitar por mí en la cruz. Creo en el Espíritu Santo, que es mi refugio y mi eterno abrazador.

Y contrario a lo que un pastor, cura o tu propia familia te pueda decir, el amor de Dios es incondicional. Ahora que a uno le pasen cosas malas y uno crea que porque Dios esta con uno, él las va evitar, tampoco es así. Todo es parte del camino, y si andas de maje cogiendo a pelo con un extraño, recordá que hay una extensa gama de enfermedades venéreas en este mundo y si vos mismo no te cuidas, no es que Dios te vaya abandonar, pero hay cosas que tu mismo te podes evitar.

Si decidís creer mantenete firme en eso. Estoy seguro que si Dios me puede amar a mi, él tiene un especial amor para vos. Y recordá es tu relación con él. Esto no se trata de ser trendy o ser un “bebé de luz”, se trata de tener huevos y ser valiente, porque al final eso es fé. Ahora si ni crees en Dios, sorry not sorry por robarte tu valioso tiempo, esto no es para vos. Es para los que viven en un mundo de conflicto, bombarbeados por lo que “tenés que ser y hacer, si no Dios no te va amar”.

Repito el amor de Dios no tiene condiciones. Solo dejá de ser venenoso con tu prójimo, empezá por amarte a vos mismo, dándote tu lugar y respetándote. Sé mas lover y menos hater. Si sentís que andar de cama en cama no es lo tuyo, pues parale a eso. No le pongas el nombre de amor a las cosas que haces por caliente. Ya vas a ver, como poco a poco él va enderezando tu camino. Dios no solo esta en una iglesia, o en un anda. Dios esta allí con vos, sea donde sea que estés leyendo. No importa si andas cheleando, si andas flirteando. En fin Dios esta allí con vos y quiere que vos te vivas con esperanza que sos amado y especial.

*Fotos vía Pexels

Colaboradores Polyester

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *