TGUK

Texto y fotografías: Astrid Anzueto

¿Alguna vez te ha pasado que tenías mucho de no escuchar una canción?…¿años?  De las que te sabes cada nota y toda la letra sin perder el ritmo.  Y cuando la escuchas, necesitas cantarla a todo pulmón. Así fue mi experiencia en el show de The Get Up Kids (TGUK). Desde que me enteré que iban a presentarse en Ciudad de México, compre dos boletos.   Fue de esos momentos en que no lo piensas porque tienes la seguridad que algo bueno sucederá.

Al estar en esa ciudad de luces y lluvia, viendo taxis llegar, mientras hablaba con Fer -la mexicana más increíble que podrías conocer- me distrajo una voz.  Me llevo a cuando tenía 13 años.  Esa voz dulce, característicamente melódica y a su vez rasposa.  Era Matt Pryor, cantante de TGUK quien fumaba un cigarro a mi lado.   Inmediatamente, me volteé y vi a James Dewer -me encanta como toca keyboards y su voz es única-.

Mi corazón latía muy fuerte al reconocer esas voces, que marcaron gran parte de mi adolescencia.  Le dije a Fer, “Ellos son la banda. ¡No puedo creer que esté pasando esto!”.  Mis manos temblaban.  Ella me respondió: “Ve y háblales. ¡Tomate una foto con ellos!”.  Sentí que no podía moverme y que horas pasaban en lo que me intentaba acercar.  Solo podía pensar en esas madrugadas cantando con mi hermana “Red Letter Day “en un Bronco hasta quedarnos sin voz, mientras mi primo conducía.

¡Qué más puedo decir que mi cara de shock no lo muestre!

De inicio hasta finalizar el toque canté todas las canciones con una sonrisa y lágrimas que corrían.  Si cursi.  Si muy emo.  ¡Qué más podría esperar si eran los Get Up!

Colaboradores Polyester

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *