I Went From Zero, To My Own Hero

Texto: @badassjoto

Nací el 24 de Febrero de 1999, y me llamaron Eduardo. Tuve una infancia un poco turbulenta, pero llena de lecciones aprendidas y crecimiento personal. Desde pequeño era extravagante y definitivamente llamaba la atención, lo que provocó que durante la primaria y básicos sufriera de acoso escolar y ciberbullying.

Siempre supe que era diferente a la norma, pero lo escondía debido a los comentarios que recibía. Yo pensaba que ser así era algo malo. La mayoría usaba palabras como “hueco”, “marica”, “gordo”, etcétera, para describirme. El acoso llegó a un nivel tan grande, que causó que yo ya no quisiera ir más al colegio. Yo ya no quería seguir viviendo, me sentía ahogado, abrumado y cansado de recibir tantas cosas negativas en mi vida.

Pasé por un proceso de autodescubrimiento en el cual aprendí acerca del amor propio y la autovalía. Entendí que soy una persona valiosa y merecedora de amor sin importar mi orientación sexual, mi vestimenta o mi forma de actuar. Gracias a mi mejor amiga, Jessica López, que sacó mi cabeza debajo del agua y salvó mi vida; ella fue la primera persona con la que salí del clóset. Me llenó de la fuerza que no tenía y pude enfrentarme al mundo con la cabeza en alto aceptando quién soy. Hoy celebro, que después de 12 años, sigue en mi vida, sigue siendo mi mejor amiga y lo seguirá siendo por siempre.

En el 2018, asistí a mi primer Pride y a una viewing party de Ru Paul Drag Race organizada por Iván Azurdia, Carmen Monoxide , Inga Apfel y Gabo de performers. Esos dos días fueron mi primer contacto directo con la comunidad LGBTQ+ de Guatemala. Ir fue la mejor decisión que pude haber tomado, ya que abrió mis ojos hacía un círculo totalmente diferente
al que me encontraba. Empecé a seguirles y acudir a los eventos de Drag Besties.

En ellos, poco a poco fui conociendo a la que es ahora mi chosen family.
Empecé con un blog online bajo el nombre Age of Eduardo, en el que compartía temas de mi interés -Comunidad LGBTQ+, Amor Propio y más-. Acudía a los eventos y en cada ocasión, perdía más el miedo de salir a la calle siendo my authentic true self, usando maquillaje, vestido, you name it.

Sin duda, no hubiera podido hacerlo si estos espacios seguros no hubieran sido creados, y mucho menos sin mis amigxs que estuvieron apoyándome y haciéndome sentir TAN querido y en casa. Por fin, sentía que tenía un lugar al que pertenecía y no tenía que fingir ser alguien diferente… ¡me querían por ser quien soy!

Decidí cambiar mi nombre artístico a Badass Joto. Joto es un insulto mexicano, que es usado para insultar a los hombres homosexuales “afeminados”. Este término se origino en 1910, cuando los homosexuales que iban a la cárcel eran colocados en la crujia “J”. También, es usado en la actualidad como verbo dentro de la comunidad LGBTQ+ “Jotear” “Jotería”.

Yo me sentí identificado con esa palabra, y para mí fue como tomar algo que usualmente se usa de forma negativa/despectiva, cambiarle el significado y utilizarlo para empoderarme, así que decidí adoptarlo como parte de mi nombre. Y el Badass lo tomé por cómo me sentía… fuerte, con confianza, y alguien que había salido victorioso de su pasado. Those are some of the qualities that make a badass person!

El 18 de Enero del 2019, después de tener tanta inspiración de ver fabulosas performances decidí subirme al escenario, hice mi primera performance con la canción “Greedy” de Ariana Grande. A partir de ese momento, supe que mi lugar era ahí arriba. La adrenalina y la felicidad que sentí en ese momento, no se puede explicar en palabras. Mi primera vez en full drag fue gracias a mi hermosa amiga, Peppe Pig, quién me ayudó a cumplir mi Barbie fantasy, y como dicen, el resto es historia.

La Jotía -de cariño-, me dio la fuerza de poder ser siempre auténtico fuera del escenario y fuera del drag. El género es una construcción social, así que romperlo es gratificante. En mi vida diaria, uso la ropa que quiero, tengo uñas largas de colores, uso maquillaje; soy loud as fuck. Soy yo mismo, pero sobretodo, soy eternamente feliz. Nunca faltan las miradas de las personas en la calle, pero me gusta empezar conversaciones, incomodar y ser siempre visible, que sepan que acá estamos, que somos seres humanos y que no nos vamos a ir.

Me hace muy feliz cuando niñxs se me quedan viendo, ya que de chiquito, me hubiera encantado poder ver a alguien siendo libre y saber que estaba bien. Incluso, ver como lxs adultos con lxs que me relaciono se han ido deconstruyendo al irme conociendo, viendo lo que comparto en mis redes sociales y preguntándome para educarse, es un sentimiento muy lindo.

El drag es algo que me ha levantado y me ha llenado de confianza. El drag para mí es un acto político, es resistencia, es diversión, es fuerza y es valentía.

Colaboradores Polyester