¿Qué hacer cuando un amigx sale del closet?

Foto de Anna Shvets en Pexels

Texto: Mynor Véliz

Hace algún tiempo, tenía una conversación con una persona heterosexual a quien un amigo cercano le había confesado que es una persona gay. La persona en cuestión, se sintió un poco en shock, porque no se esperaba la noticia y como era de esperarse, pensó que era casi una declaración de amor, cuando en realidad la persona únicamente estaba saliendo del clóset y quería expresarle a su amigo lo que ocurría, en esta etapa tan compleja -que tristemente nos toca vivir casi que a diario por la sociedad- de estar explicando nuestras preferencias sexuales. 

Cuando lo anterior ocurrió, lo primero que hice fue recurrir a la salvación de todos nosotros en momentos de crisis: Google. Y fue sorprendente toparme que había muchísima información sobre “cómo salir del clóset”, “Cómo prepararte mentalmente para decir la noticia”, “Qué hacer cuando ya soltaste la bomba”, pero muy pocas sobre qué hacer si eres heterosexual y alguien te expresa su verdadera identidad o preferencia sexual. En la mayoría de los casos, por más abierta que se tenga la mente, el machismo y el conservadurismo de la sociedad en que vivimos moldea ideas, y por más cariño que exista, hacen un poco complejo procesar este tipo de información y se acabe “cagándola”, como se dice coloquialmente.  Cuando le dices a alguien que no eres heterosexual, aunque reaccionen “bien”, con el tiempo notas que hay cosas que cambian en la relación y pueden ser dolorosas, si es alguien a quién se le tiene cariño o que en el afán de “no lastimar” acaben tratándote de manera muy distinta. Es algo complejo, lo sé.

Foto de Anna Shvets en Pexels

Por todo lo anterior, decidí platicar con el psicólogo Eduardo Mayorga, especializado en temas de diversidad sexual, para que nos diera algunos consejos para que puedas apoyar a esta persona que ha tenido la confianza de decirte que es parte de la comunidad LGBTIQ+. Así que ten los ojos bien abiertos y olvídate de toda la basura machista que tengas en la cabeza. 

Escucha sin juzgar

Si esta persona decidió abrirse contigo sobre su sexualidad, lo está haciendo para expresarse, no seguir ocultando esa parte de sí y por el cariño que te tiene considera que es importante que lo supieras. Entiende, comprende y escucha sin hacer juicios. Únicamente debes escuchar.

No dudes de lo que te está diciendo

Decir cosas como “¿Estás seguro?” “Va a ser solo una etapa” o “Estas confundidx”, no son de mucha ayuda que digamos. ¿Por qué poner en duda algo que le costó a una persona decirte y aceptar? Imagínate lo difícil que es pelear con las creencias, prejuicios mentales propios y de la sociedad. Autorreconocerse con una sexualidad que no es la heterosexual en un país tan conservador como este, trabajar en eso,es un proceso bastante consciente de descubrimiento. Las personas descubren quiénes son a lo largo de su vida. Así como tú sabes que te gusta lo que te gusta, así es con una persona LGBTIQ+. En lugar de cuestionar, pregunta en qué parte del proceso puedes involucrarte y cómo ayudar. 

Busca información 

Si tu amigo te contó algo que no fue fácil entender para ti o te genera dudas, busca información, para que en el futuro conversar sea más fácil. Si vas a preguntarle directo a la persona, podrías usar preguntas cómo “¿Me podrías decir qué sentís?, porque yo desconozco el tema” , “no tengo información para comprender, ¿me puedes orientar?”  “¿Me puedes decir dónde buscar información para poder entenderlo mejor?”. Google siempre puede ayudarte a conseguir información, pero siempre es bueno que muestres a tu amigx que te preocupa y que por eso te estás informando. 

No seas hiriente

Si no estás tomando muy bien la confesión de tu  amigx, es importante recordar que no debes juzgar u opinar a partir de tus creencias religiosas, políticas y demás la vida de alguien más. No busques “convertirlo”. Al contrario, acéptalo como es y compréndelo. No puedes privar a nadie a expresar su sexualidad libremente.  Y si crees que no puedes con eso, recuerda que los gustos son de tu amigo no tuyos, por lo que nadie te está forzando. Escucha y recuerda que la tolerancia es aceptar ideas de otras personas.

Huye de los clichés

En nuestra sociedad conservadora, abundan los clichés, especialmente cuando se habla de sexualidad. Por favor, elimínalos de tu mente. No todos los gays, lesbianas, bisexuales, intersesuales, transgeneros, asexuales y queers son como las novelas que ve tu abuela los pintan -si es que en algún momento les han dado visibilidad-. Así que no asumas que su tu amigo te dijo que era gay, estará emocionadisimo en hacerte un cambio de look e ir de compras contigo. No a todos los gays les gusta la moda, el shopping, y demás cosas que los medios nos han hecho creer. 

No seas #LadyChisme

Te pedimos por favor, que no vayas a ser esa persona que estigmatiza, y que además va con el chisme a todo el grupo de amigos o familia contando lo que ocurrió. Esta persona les contará o no a quienes considere pertinente. Su sexualidad no es una noticia que te corresponde comunicar, ni debe ser motivo de burla o de chats que empiezas con la expresión “¡Te tengo que contar!”. 

No los saques del clóset constantemente

No seas de esos que presentan a sus amigos como “él es mi amigo gay”, “¿Te acordás que te dije que tengo una amiga trans, ¡pues es ella!”, “Ella es mi amiga lesbiana. ¿Verdad que no parece?”. La sexualidad de las personas es un tema del que se habla eventualmente, pero no es lo mejor para empezar una conversación. 

¿Es una etapa? 

Cuando alguien se abre y te cuenta su orientación sexual, como decíamos arriba, ya pasó por un proceso para asumirla. En algunos casos la persona estará muy segura, y en otros, puede que aún esté descubriendo su sexualidad. Por eso, nunca se te ocurra asumir que es es una etapa. Asegurar que esto está ocurriendo porque le sucedió algo en la infancia o porque se junta con personas LGBTIQ+. 

Todo debe seguir igual

Sé cómo siempre has sido con esa persona. El hecho de que te haya dicho quiénes le gustan o cómo le gusta ser percibidx no hace que esta persona sea distinta. Es la misma, solo que ahora sabes un dato más. Trata de la amistad continúe como antes, sé más abierto y manténte atento para que esta persona no piense que algo se rompió o será diferente porque te dijo eso. 

No asumir que le gustas

Puede que en algunos casos suceda, que seguramente son muy poco, pero si es así, pues debes ser sincero y expresar que no sientes lo mismo, pero que no hay problema la amistad puede seguir. Y si en algún momento, las cosas se complican, lo mejor es que lo hablen sobre sus emociones o pensamientos para evitar malos entendidos.

Eduardo M. concluye diciéndonos :

“Debes ser un apoyo, no hay nada que curar. Debes escuchar, comprender si necesita ayuda. Es importante tener la mente abierta y ver desde un punto de vista de conexion con tu amigo y menos de prejuicios o criterios socioculturales que no tienen ningún valor real. Si tu amigo te cuenta sobre sus gustos déjalo expresarse no le prives de su desarrollo personal y tampoco puedes hacer que tu amigo vea con tus perspectivas ya que la percepción o sensación son muy diferentes, la sexualidad está presente a lo largo de la vida abarcando características biológicas, los papeles de género y la orientación sexual.”

Así que ya sabes qué hacer. Si tienes dudas o consideras que no puedes manejar la situación, busca ayuda profesional. En Guatemala existen muchísimas organizaciones LGBTIQ+ en donde pueden orientarte. . 

Mynor Véliz

Soy Director Creativo de Polyester, me apasiona la moda, amo a los gatos y los perros, las chaquetas de cuero, las botas y la comida bien hecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *