In My Own Skin: An Intimate Journal

El camino hacia el amor propio no es fácil. Está lleno de altos y bajos, de dolor y alegría, de momentos difíciles, que propician la exploración del alma y culminan en la completa aceptación de que la magia la llevamos por dentro, y eso es lo que el físico debe reflejar. ⁠

Durante esta cuarentena, los sentimientos estaban a flor de piel, permitiendo entrar en contacto con las emociones más profundas. Y aunque en algunos casos resultó no tan agradable, encontramos una parte nuestra que no conocíamos y que marca un antes y después, en ese camino de aceptarnos y olvidar lo que la sociedad espera de nosotros. 

En este editorial, que se trabajó con Fashion Fix, deseamos reflejar ese viaje íntimo y poderoso, que nos acerca a quién realmente somos y nos permite aceptarnos en nuestra propia piel. 

Producción: FashionFix @fashionfix.gt y Team Polyester
Styling: @fashionfix.gt
Vestuario: @nvlingerie
HMU: @sebas.catalan
Fotografía: @paulvelas
Modelo: @maggievillela -agencia: @novamodelmanagement

En las mañanas, el espejo no siempre es nuestro mejor amigo. Da igual, los amigos no siempre nos dicen todo lo que deberían decirnos, ¿no?
¿No te ha pasado que sientes que no encajas con ninguna de las divas de cine que todos alaban? Que seguramente amarías ser Audrey Hepburn, pero no eres tierna como ella, porque dentro de ti hay un alma más rebelde.
Ser vulnerable no está mal. Socialmente, estamos con la idea de que constantemente hay que reir y sentirse bien. Pero, ¿no es cansado fingir que siempre te sientes al 100%? Mostrar un poco de debilidad no está mal, es algo natural y muy necesario.
Tendemos a pensar que las flores deben regalárnolas. Pero, ¿por qué no comprarlas para ti?
La lencería no debería de ser algo únicamente para usar con nuestra pareja. Usa lo que te gusta, cuando quieras. La vida es demasiado corta para negarte placeres tan grandes, como usar tu body favorito, ese que te hace sentir la más sensual sobre la faz de la tierra.
Ordenar las ideas, porque a veces hay que saber qué no volver a repetir y qué sí.
En un mundo dónde todos fingen ser algo que no son, no hay nada más rebelde, que ser quién eres.
Llorar no es de débiles. Al contrario, llorar sirve para tomar aire, sacar lo que nos duele y así seguir adelante.
Staff Polyester